Mi Historia en La Salle

Mi historia en La Salle — Autor: admin publicado: October 19, 2011 a las 5:49 pm

    47 Comments

  • Un gusto recordarlo. Mas de cincuenta autos compitieron, nos reunimos dentro de las instalaciones del estacionamiento de la universidad, entrando por Francisco Murguia. Los autos debían llegar con disfraz, al igual que el piloto y copiloto. El evento reunió a más de 20 universidades y escuelas del Distrito Federal. Duro todo el día, llegamos a las seis de la mañana y terminamos con una fiesta de premiación en una casa del pedregal por la noche. El hno. Lucio Tazzer dio la salida para comenzar este rally. Fue por practicamente toda la ciudad, con varias pistas…. tenian que llegar en disfraz, resolviendo preguntas, acertijos y muchas cosas más. Se solicito permiso a tránsito y contamos con su apoyo, realmente fue un evento muy significativo para todos nosotros como miembros del Consejo General de Alumnos y los estudiantes de los “ochentas”. Patrocinaron el evento Domecq, Bardhal y Coca Cola, con los premios en efectivo y diversos regalos de sus productos. Como miembro de aquel Consejo es una agradable sorpresa recordar este cartel, gracias a Hoy en La Salle por este gran recuerdo!!!!

  • COLEGIO FRANCÉS LA SALLE
    Recuerdos y anécdotas
    Jorge Meyrán García

    El Colegio La Salle estaba junto a la iglesia de la Concepción en la calle de Belisario Domínguez, en parte de lo que fue un convento, pues ya había nuevos edificios, uno de ellos dedicado a la preparatoria. Desde el patio se veía la torre de la iglesia, descascarada en algunas partes, dejando ver la piedra o los ladrillos, y se veía muy bonita. Años después le pusieron nuevo aplanado y dejó de verse bella. Creo que hice un dibujo de ella.
    En 1934 mi mamá me llevó con el director Adrián Gibert, quien me preguntó mis conocimientos en francés, pues los estudiantes que entraban ese año a preparatoria ya llevaban tres, aunque ninguno de inglés, y yo llevaba dos de inglés y ninguno de francés, por lo que necesitaba dos de francés y uno más de inglés. El problema lo resolvió el Sr. Gibert avisándome que me mandaría a tomar esa clase a secundaria o a primaria. Y así sucedió, a veces se veía un grandulón entre niños de tercero o cuarto de primaria.
    Mis primeros 15 días de clases me los pasé muy contento, estudiando poco como de costumbre, sin sentir presiones….pero llegó el fin de la segunda semana y a media mañana se presentó el Sr. Gibert con 2 o 3 profesores, todos muy serios, se sentó atrás de la mesa del profesor y sucedió algo que yo nunca me llegué a imaginar, empezó a leer una lista: ”Empecemos con los médicos, primer lugar Díaz Barriga,-. 2º lugar….etc, etc … 7º lugar Jorge Meyrán.. Me sentí muy desgraciado, algo muy pequeño, muy triste, pero me dije: “La próxima vez, ya verás Díaz Barriga”. Entonces empezó el estudio, las presiones internas y a los 8 días el Sr. Gibert anunció: “primer lugar Díaz Barriga, segundo lugar Jorge Meyrán “. Me volví a decir, “la próxima vez te ganaré Díaz Barriga”. A los siguientes 8 días, el Sr, Gibert dijo: “Primer lugar Jorge Meyrán, 2º lugar Alfonso Atala ….” ¿Y Díaz Barriga? Entonces el Sr. Gibert nos comunicó que por problemas familiares, Díaz Barriga había dejado la escuela para irse a trabajar. Me sentí triste, desilusionado, ya no podía competir con mi buen amigo, y con eso perdía un aliciente. Muchos años después Díaz Barriga periódicamente me visitaba en el Hospital General. Para mí ese sistema de otorgar lugares cada semana me pareció un gran estímulo que mucho me sirvió, aunque hay que reconocer que a otros no les importaba.
    Había una pared muy alta en el patio que se aprovechaba para jugar frontón, donde Roberto Medina, que llegó a médico, y yo hicimos buena pareja, ganando con frecuencia. Los demás deportes no me atraían, aunque jugué un poco “básquet”. El alpinismo empezó coquetear conmigo hasta primero de medicina.
    El Sr. Massard estaba encargado de los “boyscouts”; parece que le caí bien pues pronto me atrajo a su organización y me nombró jefe de un grupo, que creo se llamaba Los Castores. Por supuesto yo no sabía mandar, ni siquiera ahora, y lo único que recuerdo es que les enseñaba las letras del alfabeto Morse y la comunicación con banderines. Yo me sabía las letras, pero nunca pude mandar un mensaje y menos aún recibirlo. Hicimos pocas excursiones para practicar nuestros conocimientos, como seguir una senda marcada, cuál era el norte, cómo poner un campamento etc. La única excursión que más o menos conservo en mi memoria fue la ascensión al Telapón, en la Sierra Nevada, partiendo de Río Frío o de Llano Grande y que fue guiada por el Sr. Massard.
    Tuvimos un compañero llamado Eulogio Gutiérrez, hijo de un general revolucionario, y otro compañero apellidado Regagnon, les inventó la siguiente anécdota: El papá fue a inscribir a su hijo y el Sr. Gibert le preguntó el nombre del muchacho. El general respondió: “Su nombre es Ulogio Gutiérrez”; el Sr. Gibert apuntó Eulogio, pero el papá insistió: “No, Sr. Gibert, Ulogio con U”.
    Las clases de historia me encantaban, me parecía estar leyendo una novela, las batallas de Napoleón en Italia me las sabía con detalles. Un día el Sr. Vallet nos hizo un pequeño examen semanal o quincenal y ordenó a todo el grupo que guardaran sus libros y apuntes, porque sabía que muchos copiaban. Yo guardé todo y empecé a escribir sobre la madera del pupitre un tema que conocía muy bien. Me vio el Sr. Vallet, me quitó la hoja, puso el libro de historia para que escribiera encima y me dijo que terminara. Me dio gusto pues pensé que me tenía confianza. Fui el primero en terminar, tuvo tiempo para leerlo y sobre la marcha me puso diez de calificación.
    Las clases de analítica nos las daba el ingeniero Alvarez, y las de raíces griegas el profesor Flores, todas muy buenas. Yo estaba encantado con el griego y fue una lástima que no nos dieran las raíces latinas, pues por culpa del presidente Cárdenas fue necesario recortar el año y terminar en octubre.
    Un profesor que era muy querido por todos fue el Sr. Ibarrola, maestro de modelado y de dibujo, que siempre me recordaba a Amado Nervo por sus facciones y por lo místico de su carácter. Sin embargo era muy accesible y discutía cualquier problema con los alumnos. Hay una anécdota, contada por él, que cuando rezaba o leía algún escrito en latín, con frecuencia el Dr. Gibert lo regañaba, pues decía e, et en francés, y no et, en latín.
    Otro profesor al cual le teníamos gran confianza, quizá porque era el más joven, era el Sr. Emilio Chaurand. La mayoría de mis compañeros tenían grande discusiones y pláticas con él. Cuando Cárdenas quiso modificar el sistema educativo y cerrar muchas escuelas particulares, algunos profesores se salieron de la orden de las Escuelas Cristianas, entre ellos el Sr. Chaurand, quien más tarde se metió en política y creo que llegó a diputado por Michoacán.
    En una ocasión el Sr. Gibert me llevó a una gran aula para que lo ayudara, estaba cambiando de lugar muchas hojas de herbario de líquenes. Resulta que era un experto en este Orden de plantas y había reunido cerca de 500 especies diferentes del Valle de México. Yo sospechaba que su tesis era sobre este grupo de plantas, después supe que había publicado algunos artículos sobre ellos y su tesis. En 2006 le pedí a mi nieto Luis Escalante Meyrán buscara dicha tesis en la Biblioteca de la Universidad La Salle, quien la encontró y me hizo el gran favor de sacar una copia, era la tesis de Maestría en Ciencias Científicas presentada el año de 1935. Por supuesto una persona dispuesta a tener aficiones, que se había iniciado en secundaria con mariposas, pronto empecé a coleccionar líquenes, encontrando unos que crecían en la cima del Nevado de Toluca y en el cerro San Miguel por La Venta. Después cambié a cactáceas. En la tesis encontré más de 14 familias de líquenes, en cambio las cactáceas sólo es una; de la que me salvé.
    En el grupo que estudiaba para ingeniería y química sólo había 5 o 6 alumnos, y el que sobresalía era Aurelio Torres, muy inteligente, con gran memoria y ya con criterio, siempre sacaba 10 de calificación en todas las materias. Años después supe que fue profesor en la Universidad de México y defensor apasionado de Emiliano Zapata.
    En una ocasión llegó un inspector de la Secretaría de Educación Pública y nos dio o una plática o unos comentarios sobre historia, que consideraba desencadenada únicamente por motivos económicos. El único que se atrevió a hablar fue Aurelio Torres, quien citó a las Cruzadas originadas por principios religiosos. Pero el inspector no se podía quedar callado y añadió: “Pero los resultados fueron económicos”. Ya nadie dijo nada, pero una cosa en el origen y otra el resultado.
    El grupo de abogados era mayor, 10 o 12 estudiantes, que en general eran un poco flojos pues sacaban bajas calificaciones, casi siempre la mayoría estaba por debajo de las de los otros dos grupos. Recuerdo en una ocasión que un compañero apellidado Reynoso sacó 82 puntos en esa semana, fue el primero de los abogados y el último de los médicos obtuvo 80, y gozamos ver a Reynoso, que se sentía orgulloso, quien sintiéndose mejor, miraba con alguna vanidad al último de los médicos, con cierto aire de superioridad, a quien por primera vez había superado.
    En 1935 planearon hacer una representación teatral para el fin del curso, donde aparecía el personaje principal, muy serio, hablando cosas nobles y espirituales y además otro secundario que decía tonterías y hacía reír. Me escogieron para el papel principal, que no me gustaba, pues estaba seguro que haría mejor el otro, pero no podía negarme a ese papel y pedir el otro, hasta que el director de la obra viendo mi desinterés decidió cambiarme, lo que mucho le agradecí en mi interior.
    En esa época la preparatoria constaba de dos años, que hice en 1934 y 1935, pero a mediados del segundo año, el presidente Cárdenas, que según él trabajaba para el pueblo, empezó a atacar sus creencias. Había escuelas de hombres y de mujeres, él implantó le educación mixta, le molestaba la Iglesia y empezó a cerrar las escuelas particulares, pues el gobierno debería encargarse de toda la educación del pueblo (pronto se dio cuenta que el presupuesto no podría pagar todas las escuelas y que no conseguiría suficientes profesores de la noche a la mañana, y tuvo que cambiar en muchas cosas). Para evitar conflictos el Sr. Gibert aceleró las clases con el objeto de terminar en octubre, logrando que todo terminara sin problemas para los alumnos. Hubo una gran ceremonia de fin de curso, donde nos dieron diplomas y felicitaciones a Aurelio Torres y a mí. La fecha de mis calificaciones finales fue el 19 de octubre de 1935.
    Poco después pasaba el edificio a la Secretaria de Educación Pública para establecer una escuela secundaria.

    El afecto que he tenido a mi escuela se ha manifestado en que de mis cuatro hijos tres hicieran su carrera profesional en la Universidad la Salle: Jorge Francisco en ingeniería civil, Luis Roberto como ingeniero mecánico electricista y María Teresa como químico farmacobiólogo; y de mis nietos, Jorge Meyrán Villalobos como abogado, Luis Escalante Meyrán como estudiante de ingeniería química y María Fernanda Escalante Meyrán en preparatoria.

  • Lasallistas míos, no tienen idea en que momento me llegó éste correo de la ULSA, de tribulación, de debilidad, de desesperación y como siempre la doctrina del fundador aparece en mi, SI, los principios que recibí en el C.C.C. y en la ULSA por mediación de los HERMANOS. Soy GENERACIÓN 53-58 del C.C.C.y 64-68 de la ULSA de la Escuela de Contaduría y Administración. Fuí alumno, profesor, colaborador, que no he vivido con la filosofía y la obra de San Juan Bautista de la Salle, 33 años de mi vida con los Hermanos. Que maravilla y todavía ahora a mis 70 años de edad, sigo recibiendo mensajes del Señor a traves del Lasallismo, Bendita sea la Orden y los que siguen impartiendo las enseñanzas del Señor.¡¡¡¡¡¡ GRACIAS!!!!!! INDIVISA MANENT y SEMPER FIDELIS.

    • Mi papá estudió su vida en escuelas lasallistas, yo también y espero que mi hija también pueda recibir esta educación. Mi papá así como yo tuvimos la oportunidad de conocer a nuestros grandes amigos ahí en el corazón lasallista, espero que mi hija también disfrute de esos valores. Grandes profesores compartimos como Don Alfonso Torres Lemus, Don Rafael Martinez y así continuaría, pero me basta decir Indivisa Manent!!!! gran espíritu de vocación, lleno de valores que perduran en las personas que formó, forma y formará. Con todo orgullo soy LaSallista. Gracias La Salle

  • Es muy emocionante despues de 41 años recordar al Dr. Manuel J Alvarez Campos fundador de la ULSA y mi maestro de cosmografia en la preparatoria, asi mismo al Dr. Guillermo Alba Lopez mi rector durante mis estudios universitarios y al Ing. Rafael Chavez compañero de una generación anterior.

    Felicidades por éste tipo de información para quienes nos tocó una época dificil y con muchas limitantes comparados con las instalaciones actuales que están preciosas.

    Ojalá pudieran considerar información de compañeros de generación de mi época de estudiantes asi como los maestros que tuvimos la fortuna de tener como al Ing. Guillermo salazar Polanco director de la Escuela de Ingenieria, al Ing. Fernández Cangas, Ing. Raul Aburto, Ing. Antonio Carrillo Hofner secretario de la Escuela de Ingenieria entre otros.
    Nuevamente Felicidades. Soy un orgulloso Exalumno Lasallista.

    Indivisa Manent.
    fmrt.

  • RECUERDO MUY BIEN AL PROFESOR GUTIERREZ,FUE MI MAESTRO TITULAR EN SEGUNDO AÑO DE SECUNDARIA EN SADI CARNOT, TENGO MUY PRESENTE EL DIA POSTERIOR AL QUE METIO EL GOL QUE SE MENCIONA EN SU BIOGRAFIA. LO RECIBIMOS CON UN GRAN APLAUSO Y ADMIRACION. EN LO PARTICULAR ME AGRADABA EL PROFESOR YA QUE ERA MUY JOVEN Y LO RESPETABA A UNO ESTE PROFESOR ES UN EJEMPLO A SIGUIR EN LA VIDA

  • Jorge Nieto says:

    Recuerdo que yo jugaba en el equipo de basquetbol de la Salle con el Profe Milo y acudí al gimnasio a mi entrenamiento normal, para mi sorpresa estaban los Harlem Globetrotters jugando vs los Sargentos creo que de San Diego y el “pato” (jugador de los Harlem) se divertía como enano haciendo de las suyas, mas que los que estabamos en la tribuna. Increible grata sorpresa me llevé.
    Gracias por los recuerdos / Saludos.

  • Que gran recuerdo de las actividades extra-académicas que contribuían a crear un sentido de comunidad. A quien haya seleccionado esta nota le agradezco ya que fue un servidor quien la redactó en aquella ocasión. Por aquellos años fungía como representante del Consejo de Alumnos de la Escuela de Contaduría y Administración y ya trabajaba en ULSA, en Difusión Cultural, con un gran amigo y maestro que es Jesús Vázquez. Así, me tocó participar por partida doble en la organización de estos eventos junto a nuestros directores y maestros.

    • Estimado José, lo más seguro es que no me recuerdes, pero yo te tengo presente en mi corazón junto con Jesús Vázquez (aún conservo un par de discos LP de la estudiantina), Isais (QEPD), MArio Tamés y los demás compañeros tuyos en la Casa de Difusión Cultural, ¡La recepcionista! ¡cómo la hacia trinar!, me parece que se llama Claudia… no recuerdo con exactitud su nombre. Recuerdo que en alguna ocasión por tentón, movi la cinta de tu grabadora de voz portátil y te moelstaste conmigo… tal vez nunca te ofrecí disculpas y creo que sería buen momento para hacerlo. Gracias por la confianza que me dieron y a tí por la paciencia que tuviste conmigo. Te envío un abrazo y mis reconocimientos

  • El gran, recordado Don Fer. Un ser humano muy completo. Padre de familia, educador y formador, exfutbolista, “cuasi-hermano”. QUEPD.

  • Andrea says:

    Estuve 10 años en una escuela no la sallista, soy nueva aqui y la salle a logrado algo que mi antigua escuela no logro en 10 años, enañorarme de ella, nunca habia sentido esa emoción por todos los dias llegar a clase, ver a mis compañeros, y sobre todo estar ahí, La salle no solo me a enseñado matemática, física, historia, entre otras cosas, me a enseñado valores y a ser una persona mas alegre, estudiosa y amigable, lo único que tengo que decir es GRACIAS LA SALLE!!!

  • Sara Name says:

    Como dejar de pensar en mi escuela si en ella viví
    Unos de los mejores años de mi vida y conocí al amor de mi vida en mi salón
    Alado de mi en la siguiente banca y yo ni en cuenta era mi mejor amigo
    Y por eso vivimos las mejores experiencias en ulsa como el ganar el primer lugar en el rally.
    Que era un viaje a Cancún para dos personas. O frustracion lo tuvimos que vender porque
    No me dejaron ir por mas que lo suplique pues no ……. Me quede con las ganas. En ese momento !!!!! pero ahora viajamos por siempre juntos.

    Gracias a mi escuela
    ULSA te quiero!!!!!!

  • ¿Alguien probó las tortas de pastor con queso del “Castillo”?, ¿o tal vez comió en el “Duende” o unos ricos bisquets en el “Don Juan” cerca de Av. Patriotismo?…

    Quiero enviar un saludo a mis profesores y amigos de Preparatoria que con mucho cariño y respeto los recuerdo: Lucio Tazzer, Javier Melgar, Ignacio Peimbert, Alberto Lima, Alfonso Torres Lémus, Jesús Tamayo, Jesús Vázquez, José Bayón, Rafael Villegas…..bueno tambien a los que no he mencionado porque el tiempo se ha encaergado de empolvar mi memoria y en este momento no recuerdo sus nombres.

    Si me dieran la oportunidad de revivir algunos momentos de mi estancia en la Preparatoria, sería la visita de Up the People!, las semanas de la Juventud, la Exposición de los Juegos Olímpicos 1968… ¡Tantos recuerdos!, por eso puedo decir orgullosamente que soy totalmente Lasallista. ¡Indivisa Manent!

  • Ningún lugar pudo haber sido mejor para mí para estudiar la carrera que me gusta, para hacer entrañables amistades, para sentirme en mi segunda casa. ¡Gracias ULSA! Muchas felicidades y que cumplas 50 años más.

  • Yo pisé la Universidad La Salle mucho antes de comenzar mis estudios profesionales. Tenía dos años de edad cuando mi papá, quien ha dedicado su vida a la institución, me llevó al lugar que después consideraría como mi segunda casa.
    Sería 16 años más tarde cuando decidiría estudiar la carrera de Ciencias de la Comunicación; una profesión que te enseña a dirigir un documental, a escribir una nota periodística o a producir un programa de radio, pero sobre todas la cosas te enseña a vivir, a valorar, a generar y a amar apasionadamente.
    Estoy muy orgulloso de pertenecer a esta gloriosa comunidad. Soy un lasallista de hueso colorado, amo a esta institución porque a ella debo gran parte de lo soy. Soy la Universidad La Salle y la universidad es cada uno de sus alumnos, egresados, docentes y trabajadores.
    Felicidades a la Universidad por estos 50 años, me emociona poder ser partícipe de este momento, que Dios bendiga a La Salle y a todos los que formamos parte de ella. Indivisa Manent. ¡Ah! nos vemos en los 100 años.

  • Totalmente orgulloso de mi formación en La Salle, cinco años de estudio (1992-1997) llenos de experiencias personales y profesionales; los mejores docentes que me formaron con su saber y ejemplo, y mis amig@s a quienes fraternalmente procuro y recuerdo con el Indivisa Manent.

  • Pertenezco a la generación 75-79; las circunstancias, las enseñanzas y las personas que conocí en ese período dejaron una huella perenne en mi vida.
    Primero porque mi formación profesional y humana encontró en la ULSA un oasis.
    Las experiancias vividas en el Consejo de Alumnos enriquecieron mi praxis existencial.
    Amigos de Administración y Filosofía que hoy forman parte de mi tesoro más preciado.
    El amor a la sabiduría que me inculcaron mis más queridos maestros: Jorge Muñóz Batista, José Antonio Dacal Alonso, Luciano Barp, Carlos Castillo Peraza y Daniel Márquez Muro.
    El hecho de haber compartido el tiempo y el espacio con con el amor de mi vida, mi esposo Efraín.
    Y haber conocido muchas razones para creer y amar a Dios.
    Y muchas, muchas experiencias más, hacen que la UlSA sea un hermoso recuerdo en mi vida. ¡Gracias a todos los que de alguna manera hicieron tan hermosa mi experiencia!

  • Estimados La Sallistas,

    Egresados y estudiantes de La Salle, lo unico que puedo decir es que quiero mucho y admiro a La Salle por ayudarme a reforzar los valores que se inculcan en casa con la Fe, Fraternidad, Servicio, Humanismo y Responsabilidad social que caracteriza a los La Sallistas, me siento orgulloso de La Salle y siempre inteneraré contribuír con ella en retribución a la enorme contribución a mi vida academica.

    Quiero agradecer a las personas que me han formado y enseñado los conocimientos que me hacen el ser humano de hoy, entre los cuales destacan.

    Secundaria Colegio Simón Bolivar Mixcoac (98-2001):

    Sergio Church Moncada, Judith Salomón, María del Carmen González Mayen, Pedro Santana Álvarez, Gumercindo Prado García, Jorge Najera Cisneros, Benito Mondragón Vega (QEPD), Hno. Gilberto Soto, Hno. Manuel Cortazar y De La Fuente (QEPD), Juan José Garcilazo Pedraza.

    Prepa Ulsa (2001-2004).

    Mario Antuña Garza, José Sánchez Delgadillo, Elisa Martínez Serruys, Jorge Sherwell Somervell, Raquel Díaz Galvan, Mtra Mendoza Alcaráz, Ma de Lourdes García Sotelo, Javier Villanueva, Fernando Gutierrez Hayes, Pilar León Calzontzit, Hno Rubén Rodríguez Castrejón, Ma del Consuelo Carranza y Simón.

    Facultad de Derecho de la Universidad La Salle (Licenciatura y Maestría 04-09 y 11-12):

    Maestros: Anselmo Alpizar Olvera, José Fernando Rincón Castro, Marco Antonio Pérez de Los Reyes, Genivera Alonso Cabrera, Blanca Lilia Ojeda, Janet Kuri Venegas, Jorge Nader Kuri, Javier Oscar Bonilla Zavala, Juan Carlos Abreu y Abreu, Juan Luís Forteza Vargas, Arturo Barraza, Aurelio Ramón De Avila y Romero, Guillermo Uribe, Demetrio Leonides Pacheco Rueda, Fernando Rivera González, Mario Alberto Alejo Pedraza, María del Carmen Alejo Pedraza, Humberto Romero Zecua, Juan Antonio Ordoñez González, Arturo Fonseca Andere, Mtra Guerra Damián, Niceforo Guerrero Espinoza, Luís Bartolini Esparza, Cecilia Flores Rueda, Leticia Natividad Rangél, Juan Francisco Cortés Coronado, Gustavo Eduardo Montoya Olivares, Enrique García Ocampo, DR. Mejía Briseño, Gerardo Gloria Suárez, Sergio Galván González, Gloria Díaz Zamora, Diodoro José Siller Arguello, César Octavio Cantoral Roque, Aldredo Reyes Krafft, María Gabriela Estramandinoli Salva, Gonzálo Uribarri Carpintero, Gema Teresa Ghayad Curi, Alejandra Alamilla Beltran, Carlos Galicia Ledesma “Carlitos” y todos los demás maestros que me birndaron conocimiento amistad y apoyo.

    Son los nombres que mantengo mas frescos en éste momento pero le doy gracias a todos los maestros que me brindaron todos los conocimientos, amistad, apoyo y tiempo.

    Con agradecimiento y respeto les hago este reconocimiento.

    (Por favor pido encarecidamente hacer llegar este reconocimiento al personal docente que aún labore en las diversas escuelas).

    Indivisa Manent.

  • Muy agradecida y orgullosa de ser alumna de la Universidad la Salle, gracias a los hermanos pude estudiar una carrera ya que tuve 50% de beca, en especial al Hermano Valerio Lopez Astrain, gran ser humano. Por favor haganle llegar mi agradecimiento al hermano Valerio he perdido contacto con él.
    INDIVISA MANET.

  • Es un placer haber recibido mi instrucción profesional en las aulas de la Universidad La Salle. Tengo dos grandes anegdotas. Mi madre me cuenta que cuando estuvo embarazada de mi, pasaba a las afueras de la Universidad sobre Benjamin Franklin y se decia “mi hijo estudiará en esta universidad. Años mas tarde sin imaginarlo, la universidad abrio sus puertas para darme un lugar.
    Estando ya estudiando en la universidad, en la Facultad de Derecho, me encontre con la dificultad para tener continiudad en mis estudios debido a cuestiones económicas, sin embargo, recuerdo perfectamente en un semestre que se requeria liquidar las colegiaturas para poder realizar examenes finales, me acerque al jefe de grupo platicando mi situación y él propuso en su corazón resolverlo pidiendo el apoyo a los cuatro salones de esa generación para hacer una coperación de lo que cada uno dispusiera, manteniendome en el anonimato. Recuerdo que en aquel entonces me sentia un tanto avergonzada, mas ahora lo recuerdo con una inmensa gratitud. Se logro reunir cerca de $1,200 pesos. Solo gente lasallista podia hacer esto posible. Además por medio de el jefe de grupo, hubo otra persona que me hizo un prestamo anónimo por una cantidad similar a la que se reunio, adeudo que fue liquidado posteriormente; aunque siempre tuve la curiosidad de saber quien era esa persona, hoy aprovecho para agradecerle principalmente la confianza y el detalle impagable. También a Humberto Cervantes Culebro (jefe de grupo) mil gracias, a Promoción Universitaria por tomarme en cuenta y a la Universidad la Salle por su paciencia y cada una de sus atenciones brindadas a mi persona.
    “…Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mi. Entonces los justos lñe responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos habirentom, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí ho hicisteis…” Mt 25:35-40

  • Uff tengo una historia genial para compartir pero primero que nada me da mucho orgullo haber sido parte de esta Universidad llena de valores y respeto estoy inmensamente agradecida por haber sido parte lasallista y también por haber tenido el privilegio que no todos tienen solo 16 personas de haber podido estudiar aquí, antes de entrar buscaba una Universidad que me apoyara y tuviera excelencia académica sabia que era la Salle pero no la podía pagar estuve intentando por un año encontrar una beca pero la Salle estaba ya en el tope de becas, después fui a otras alternativas pero no quitaba el dedo del renglón para mi la Salle era para mi, después de ver muchas alternativas y que todas me decian que no a una beca; regrese a la Salle ahí me esperaba mi futuro entonces me llamaron y me dijeron que tenia una beca completa del 100% esta me la había ganado con mi esfuerzo y dedicación de mis calificaciones pero sin duda la Salle fue lo mejor que me ha pasado en la vida, fue la que me dio todo pero también quiero mencionar a mi madre por alentarme y apoyarme por que seguro sin su apoyo no hubiera estudiado en esta excelente y reconocida Universidad : La Salle . Muchas gracias a todos !!!

  • Pertenezco a la generación 1990-1994 de Química de Alimentos, soy de la cuarta generación de esta carrera. Los recuerdos más memorables y mis grandes amigos a lo largo de estos 22 años nacieron en Pastoral Universitaria, con el Hermano Valerio López Astraín quien generó en nosotros el sentido de comunidad, de pertenencia. Eran excelentes las reuniones de los viernes, porque convivíamos y compartíamos nuestra semana, el momento de reflexión, la oración y las canciones que cantábamos como una gran hermandad. Pastoral siempre fue el espacio propicio para estar juntos, encontrar siempre apoyo y el amigo o la amiga para compartir un momento entre clases, organizar las jornadas de reflexión a Tetela, organizarnos para la misión a Zongolica (con Javier Quezada del Río que era hermano lasallista en aquel entonces) o platicar con el Padre Raúl Homero Luján, nuestro queridísimo capellán. Ni qué decir de Elías Barberena Rojas que fue y sigue siendo el amigo incondicional con quien también compartí grandes momentos en el Coro ULSA que ensayaba en la capilla de Preparatoria. Gracias ULSA porque gracias a todos estos momentos tuve mucho más que información académica: recibí formación humana como profesionista misma que hoy impacta en todas las áreas de mi vida. Soy orgullosamente lasallista.

  • Unas de las cualidades más importantes de la Universidad la Salle es el espíritu gregario y humanitario que le transmite a los alumnos.
    Existen actividades que la Universidad la Salle ofrece en donde además de vincularte con tus compañeros y formar vínculos significativos también te ayudan a comprender la realidad de la gente que vive en condiciones menos favorables, de ahí que actividades como las Brigadas Comunitarias que se realizan cada año son muy importantes para esa formación integral que se obtiene en la Universidad La Salle. En estas Brigadas uno va a la comunidad para enseñarles algo a la gente que vive en condiciones rurales, de esta forma se ofrecen talleres diversos que además de brindarles nuevos conocimientos a esas personas, les ayuda a que ellos mismos generen nuevas ideas para convertirse en emprendedores y poder conseguir más recursos para su comunidad.

    En mi experiencia personal, la brigada comunitaria fue una de las experiencias que más me ha hecho crecer personalmente, y esto se lo agradezco a la universidad, y por lo mismo recomiendo este tipo de experiencias a todos los alumnos sin importar si se encuentran estudiando en un área técnica o humanista.

    Esta como muchas historias más muestran que aquí en la Salle HACEMOS COMUNIDAD!

  • 6 Años de Primaria
    3 Años de Secundaria
    3 Años de Preparatoria
    5 Años de Carrera
    3 Años de Maestría
    20 Años como Profesor de la Facultad de Ingeniería.

    Toda una vida como parte de esta increíble familia que es La Salle.
    Estoy orgulloso de poderme decir La Sallista.
    ¡Felices 50 Años a mi amada Alma Mater!

  • Mi historia en la Salle… que les puedo decir … es toda mi vida… es toda mi formacion academica… todos mis mis recurdos, mis logros tanto academicos, deportivos,y personales, que han marcado mi vida, momentos inolvidables, encontrar mi vocacion, al amor de mi vida … todo eso es gracias a ella , hoy solo puedo agradecer a mi familia , catedraticos, amigos, compañeros y a toda la Comunidad ULSA que formaron gran parte de mi vida…. que este día así como Yo deben sentir un extasis por regresar a esa casa … a esa alma mater que alguna vez dejamos atrás, pero que nunca abandonará nuestros corazónes.
    Hoy vivo y predico con el ejemplo de mi amada Universidad
    Indivisa Manent!!!!
    Muchas Felcidades Comunidad ULSA…

  • Hace 5 años que salí de la Universidad, no hay día que no piense en ella, ahí fue donde gracias a profesores, experiencias, compañeros, la compañia de mi familia y de muchas marvillas que rodean a esta Universidad pasé una de las etapas mas importantes de mi vida.

    Dentro de esas paredes fue donde forjé mi carácter, a travez de grandes momentos y sin duda de los mas duros, no los cambiaría por nada…

    Gracias a la Salle por ser parte de esto, por ser parte de mi vida. Felicidades a todos los que somos y hemos sido parte de esta gran isntitución

    Indivisa Manent!!

  • Llegué a La Salle en 1981. Empezé con el CINE CLUB en el auditorio Adrián Gibert, y durante 8 años atendí a varias generaciones. Llega la tecnología con el beta y vhs y nace APRECIACIÓN CINEMATOGRÁFICA y hasta la fecha , tanto en la Prepa como en las Licenciaturas el taller ha capado muchos alumnos que han hecho del cine una forma de diversión y desarrollo de criterios.
    Mi más grande satisfacción es que muchos de esos alumnos son ahora grandes amigos de diversas generaciones, en las que platicamos de cine y de nosotros.

    Me siento contento de ser una parte de esos 50 años.
    Muchas felicidades ULSA.
    PACO QUINTANA

  • Soy generacion 1963,cuando el Dr.Alvarez Campos fuera el rector y mi maestro de cosmologia.Desgraciadamente perdi mi anillo de graduacion,y quisiera mandar hacer otro,desgraciadamente el escudo de la doble aguila ya cambio.Alguien con el anillo de mi generacion podria hacerme el favor de mandarme una foto del escudo del 63.
    Gracias.

  • Cuando mi Papá represo de Europa, problemas políticos de cerraron las puertas de muchas instituciones, los hermanos le abrieron la una para que fuera profesor en la preparatoria. Ahí inicio todo. Comencé yo mis estudios de primaria en el Colegio Simón Bolívar (rio mixcoac), fundamental en mi formación el Hermano CHAVITA, como olvidarlo, y con que alegría recordar cuando se disfrazaba con los niños más pequeños en algunas fiestas. Una de las noticias más tristes fue cuando en casa nos avisaron de su muerte. Después en Secundaria en el Colegio Simón Bolívar (calle manzano), inolvidable la presencia del Hermano Manuel Cortazar y su grupo de alta montaña, que momentos tan agradables vivimos en las excursiones, conociendo personas de otros países gracias a su radio de alta frecuencia. Por alguna razón que nunca entenderé del todo, en lugar de ir a la prepa de la Salle, decidí ir al CUM, creo que Cortazar nunca me perdono por eso. Por mil motivos y mal momentos vividos en la preparatoria me encontré en una etapa muy difícil en mi vida y necesite a los hermanos y ellos me recibieron en casa nuevamente, así termine mi preparatoria en la Salle. Gracias Don Rafa por recibirme en casa nuevamente. Ahora a estudiar Derecho en la ULSA, mil gracias a Don Lucio por toda su orientación durante esta etapa. La vida apoyo a mi padre vía los hermanos, la vida me rescato vía los hermanos también. Gracias por enseñarnos a ser felices.

  • Cuando mi Papá represo de Europa, problemas políticos de cerraron las puertas de muchas instituciones, los hermanos le abrieron una para que fuera profesor en la preparatoria. Ahí inicio todo. Comencé yo mis estudios de primaria en el Colegio Simón Bolívar (rio mixcoac), fundamental en mi formación el Hermano CHAVITA, como olvidarlo, y con que alegría recordar cuando se disfrazaba con los niños más pequeños en algunas fiestas. Una de las noticias más tristes fue cuando en casa nos avisaron de su muerte. Después en Secundaria en el Colegio Simón Bolívar (calle manzano), inolvidable la presencia del Hermano Manuel Cortazar y su grupo de alta montaña, que momentos tan agradables vivimos en las excursiones, conociendo personas de otros países gracias a su radio de alta frecuencia. Por alguna razón que nunca entenderé del todo, en lugar de ir a la prepa de la Salle, decidí ir al CUM, creo que Cortazar nunca me perdono por eso. Por mil motivos y mal momentos vividos en la preparatoria me encontré en una etapa muy difícil en mi vida y necesite a los hermanos y ellos me recibieron en casa nuevamente, así termine mi preparatoria en la Salle. Gracias Don Rafa por recibirme en casa nuevamente. Ahora a estudiar Derecho en la ULSA, mil gracias a Don Lucio por toda su orientación durante esta etapa. La vida apoyo a mi padre vía los hermanos, la vida me rescato vía los hermanos también. Gracias por enseñarnos a ser felices.

  • Cuando estudiaba la secundaria en el Colegio Benjamín Franklin que estaba en frente de la Universidad La Salle, el Hermano Fermín nos visitaba y siempre platicaba de sus experiencias de vida y nunca olvidaré su oración que era de María Goretti: Si al cielo quieres ir una cosa has de desear “Morir antes que pecar y antes que pecar morir” y desde entonces me nació el deseo inmenso de ser La Sallista y me siento muy orgullosa de haber estudiado en mi alma mater “Universidad La Salle”

  • Pues mi historia en la Salle no ha sido del todo fácil pues estando ahí he pasado por momentos muy duros de mi vida, en los cuales siempre han estado a mi lado mis amigos, esa familia que la ULSA me regaló desde el primer día que pise esas aulas, esa familia que con el tiempo ha ido creciendo desde que entré a un grupo misionero MARAVILLOSO!, el Grupo Misionero NOSOTROS! Todas las personas que he conocido ahí han marcado mi vida y se han convertido en parte fundamental de ella, son increíbles y en verdad no sé que haría sin ellos!


  • Es emocionante el celebrar los 50 años de nuestra Institución, imagínense soy Generación 64-68 de Administración, y he compartido 34 años de mi vida con los Lasallistas, imborrables recuerdos desde el C.C.C. iniciándose mi vivencia en 1953. Gracias a aquellos Hermanos que me dieron las bases del Fundador. Espero verlos y compartir con ustedes en la Cena.
    Saludos. Indivisa Manent y Semper Fidelis.
    Sergio Gómez Aragón

  • Estaba en Mexico de visita porque vivo en Holanda y de casualidad fui a la Villa a dar gracias a la Virgen por la recuperación de mi madre después de 8 meses de una operación. Y me encontré a toda la familia la Lasallista festejando los 50 años .Por supuesto no pude contener las lágrimas de la emoción pues la Universidad fue para mí una de las etapas más maravillosas de mi vida. La misa estuvo muy bonita, fue una verdadera fiesta.

    M. Penélope Velasco Rivera
    Ing. Cibernética
    Generación 1987-1992

  • Bueno….
    Pues que decir de esta gran casa de estudios y dicen que recordar es vivir y me acaban de pasar mil imágenes por la cabeza de eventos como noches coloniales, visitas, eventos deportivos, compañeros, amigos que están y algunos otros que nos están en un lugar privilegiado con el nuestro “AMIGO JUAN” como se canta (o cantaba aquella canción) que una persona hizo que se me quedara grabada en el alma y en el corazón.

    Muchas Felicidades y saludos desde la Cd. de Cancun!

    Indivisa Manent

    “SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS Y QUE VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES POR SIEMPRE”

  • zumbura says:

    busco, a un lasallista, desde hace 10 años, es una larga historia, su nombre es hector molina esquivel, estudio, en ulsa, ingenieria mecanica, debo encontrarlo, puede la comuniad ayudarme? gracias
    tt

  • Pertenezco a la generación 1983-1986 recuerdo mi primer salon en el área que le llamabamos el metro junto a la capilla, en esos años el rector era el estimado hermano Lucio Tazzer, y recuerdo con cariño a queridos maestros de esa época entre los cuales estaban Javier Melgar, Nacho Peimbert, Alfonso Torres Lémus, Jesús Tamayo y mi el Profe. Jesús Vázquez quien dirigía la estudiantina de cual llege a formar parte por aquellos años gratos.

    Me encantaban las famosas tortas al pastor con quesos que preparaba el apodado Chabelo en el “Castillo” o los riquisimos desayunos del Duende umm una delicia, así como los tacos de canasta que se ponia afuera de la entrada prinicipal de la Preparatoria.

    Anécdotas un sin fin, pero me basta decir con todo satisfacción soy LaSallista. Gracias La Salle y Indivsa Manet por muchos años más…

  • karlita says:

    disculpen me podrian decir en cuanto estan las colegiaturas en la salle puebla ?

  • sonia patricia rosales says:

    Claro que tuve el honor de estudiar ingles en la Torre de Idiomas hacia 1975-1977, con Mrs. Aragon y el Prof. Luis Fontes, excelentes profesores. Era un ambiente muy sano y orgullosamente presumo y aplico lo aprendido. Para mi fue frustrante que no contaran con la carrera de psicologia, sino me hubiera continuado estudiando alli. Posteriormente, tengo entendido que mi papa estudio por los 90 diplomados en excell- tiene 80 años – y despues de que fallecio mi mama tuvo que venirse a vivir conmigo. Ah¡ ¿conocen a la ActuariaEdna Rosales Vazquez Gil , creo que esta en algo de Posgrado?¿es coordinadora? de paso sea dicho…fue mi hermana.

  • No hay una historia negativa de la Universidad La Salle que raro.

  • Buenas tardes.
    Agradezco el espacio que se nos da para compartir nuestras experiencias en las instituciones lasallistas.
    Fui alumno del Simón Bolivar durante varios años, desde el jardín de niños hasta la secundaria, doce años precisamente. Asistí al CSB Galicia (1989-1995) y al CSB Av. Río Mixcoac (1995-1998).
    A diferencia de la mayoría de las experiencias aquí narradas, yo no tengo nada bueno qué decir acerca de mi “formación” lasallista, al contrario, creo que mis peores años los pasé mientras estudiaba en estas instituciones. Aún recuerdo la angustia y el miedo que los profesores introyectaron en mi, a través de insultos, ofensas, burlas, y lo mismo sucedió con los compañeros que tenía.
    Evidentemente no puedo generalizar, pues hay casos aparte y que nada tienen que ver con lo que he mencionado. Uno de los profesores que sobresale por su buena disposición, por su gentileza y por su verdadero compromiso como educador es, sin duda, mi estimado mentor José Chávez Ramírez, una persona íntegra que se preocupaba verdaderamente por sus alumnos. Fuera de el profesor Chávez, la gran mayoría de los profesores estaban faltos de conocimientos en las áreas que supuestamente enseñaban. Eso resultaba obvio cuando en cada clase dejaban resumir páginas y páginas de los libros de texto, procurando así una metodología antipedagógica, aburrida, sin claridad alguna, pues de muy poco sirve repetir lo que dice un libro de texto si no se explica y si no se reflexiona, ambas cosas brillaban por su ausencia. Menciono un par de ejemplos, la profesora Carmen Lucía González Flores, el profesor José Manuel Solano, el profesor Otilio Arenas Malpica, la profesora María del Rocío García Sánchez, el profesor Miguel Ángel Nájera Cisneros, entre otros.
    Una anécdota que puede resultar curiosa es que en un examen de historia de segundo grado de secundaria nos hacían una pregunta: “¿Cuántas personas se necesitaron para construir el palacio de Versalles?”, el dato es meramente anecdótico y no repara en nada verdaderamente relevante, como el hecho de quién vivió ahí, por qué se hizo, en qué momento histórico se hizo, etc.
    No dudo que los profesores que tuve estaban formados e informados, aunque quizá en muchos casos tampoco podría asegurar que tuvieran formación.
    En el caso de la primaria la situación iba más lejos, pues el “profesor” Jorge Enrique González, que después fue coordinador de Educación física y natación, era una persona detestable, sin ética profesional, retador más que formador, sin un ápice de sensibilidad educativa, yo diría ominoso. Y un poco por esa línea también la profesora Rocío (?) de natación.
    A temprana edad tuve muy claro lo que es la doble moral, yo la viví en estas instituciones como mencioné arriba tanto con los profesores como con los compañeros. Recibí malos tratos, humillaciones y, desgraciadamente, conviví con unos padres que no prestaban atención a mis quejas, por eso no pude cambiarme de escuela en todos esos años, nada me hubiera hecho más feliz que salirme de ese infierno del que apenas tengo un par de buenos recuerdos.
    Recuerdo también las burlas de mis compañeros hacia mi persona y el cómo esa situación era apoyada y reforzada por el “profesor” José Maunel Solano en la secundaria, quien “daba” las materias de música, Geografía y Civismo.
    Esto no es más que una opinión, no la considero constructiva ni destructiva, simplemente es mi experiencia que contrasta con el resto de los comentarios aquí expuestos.
    Definitivamente no puedo decir qué tan buena o qué tan mala es la formación Universitaria en La Salle, dado que yo huí de ese tipo de instituciones tras las humillaciones y los malos recuerdos que tengo. De lo que si puedo hablar es de la educación primaria y secundaria, que me pareció patética, basada en la memorización de datos sin un poco de reflexión ni de discusión.
    Con los años mi preparación universitaria me enseñó muchas cosas y pude resarcir muchos huecos académicos, aun cuando tuve buenas notas en mi formación básica.
    Entiendo que ahora los colegios son mixtos y que seguramente habrán cambiado los planes de estudio, yo espero, por el bien del alumnado, que así sea, pues los padres podrán estar tranquilos de dejar a sus hijos en “buenas manos”.
    Muchas gracias por este espacio de expresión y siento mucho que mi opinión, que es tan válida y tan respetable como las demás, no sea del todo buena.
    Saludos cordiales.

  • Mi historia en mi adorada Universidad es de la generación 65-69 Era de las pocas mujeres, 2 en un grupo de 45 hombres. Se imaginan como me consentían.
    Lo importante es que hasta la fecha nos seguimos reuniendo cada año más de 40 compañeros de esta generación de los dos grupos.
    Para mi fueron importantes muchas personas como Tarcisio, que además me dio una beca porque no alcanzaba para la colegiatura. No puedo olvidar al “perro” Álvarez, a Don Rafa, al hermano Lucio y podría mencionar muchos. Lo importante que aprendí de mi querida ULSA y mucho, fue que EDUCAR NO ES DAR CARRERA PARA VIVIR, SINO TEMPLAR EL ALMA PARA LAS ADVERSIDADES DE LA VIDA….. conmigo lo lograron
    Mercedes Bonilla Arandia
    Centro de Estudios de desarrollo Humano y Capacitación, CEDEHC
    PRESIDENTA

  • Carlos Enrique says:

    A quien corresponda:
    Buenos días. Quisiera saber por qué no se hizo público mi comentario acerca de mi experiencia en las instituciones lasallistas.
    Sin más por el momento, gracias.

Escribe un comentario para M. Penélope Velasco Rivera

Upload Files

You can include images or files in your comment by selecting them below. Once you select a file, it will be uploaded and a link to it added to your comment. You can upload as many images or files as you like and they will all be added to your comment.