Palabras del Rector durante la Ceremonia de Investidura de Doctor Honoris Causa

Ayer en La Salle, Noticias — Autor: admin publicado: March 13, 2012 a las 10:30 am
La grandeza de una persona se puede manifestar
en los grandes momentos, pero se forma en los instantes cotidianos.
Phillips Brooks
Distinguidos miembros de la Junta de Gobierno.
Estimados doctorandos Honoris Causa por la Universidad La Salle.
Lic. Marcelo Ebrard Casaubon, jefe de gobierno del Distrito Federal.
Autoridades y claustro académico de las escuelas y facultades de la Universidad.
Amigos todos en De La Salle.
Al iniciar el segundo cincuentenario de nuestra Casa de Estudios, la Universidad La Salle, comprometida con los valores de la educación, la solidaridad, la internacionalidad y el bien común de todos los mexicanos; quiere reconocer la trayectoria de cinco personas que han luchado por hacer el bien, desde diversos ámbitos, a la sociedad de México y a la Universidad.
Inmersa en la sociedad mexicana, la Universidad La Salle no ignora los grandes problemas de nuestro tiempo, antes bien, orienta su esfuerzo de análisis e investigación a estudiar en profundidad sus raíces y causas para poder contribuir en la solución. Como decía el Santo Padre en la Universidad Católica “deben elaborarse los programas para la reforma de actitudes y estructuras que influyan la entera dinámica de la paz y de la justicia en el mundo. No basta ofrecer a los desheredados del mundo las migajas de libertad, migajas de verdad, y migajas de pan. El Evangelio invita a mucho más… Pero esta conciencia pasa muchas veces a través de las aulas de la academia, a través de noches de estudio y horas de oración” y agrego esta conciencia pasa también a través de la vinculación que la universidad establece con los diferentes ámbitos del mundo donde se desarrolla, pues la influencia de una institución universitaria sobrepasa los límites de los linderos marcados por los muros, el espíritu de la universidad pervive en todos aquellos que entran en relación y viven, de alguna manera, el espíritu que caracteriza a dicha universidad.
La Salle no es la excepción pues sus enseñanzas han trascendido en sus exalumnos, en sus maestros, en el personal administrativo y en todos los que entran en contacto con nuestra casa de estudios, en quienes se ha formado la conciencia de que la universidad no trasmite la cultura como un medio de potencia y de dominio. No considera el saber como un instrumento de crearse una posición o acumular riquezas, sino como un deber de servicio y de responsabilidad hacia los demás.
La Universidad La Salle, fiel a sus principios fundacionales ha buscado establecer la comunicación entre la fe, la ciencia, la cultura, la sociedad y los jóvenes, pues sólo de esta manera ha podido ser y seguirá siendo un referente ideológico, científico y cultural para los ámbitos de la investigación, la ciencia y la tecnología, para el mundo de la empresa, el de la política y el del desarrollo social.
El progreso de nuestro país necesita de personas comprometidas con la sociedad, que busquen hacer lo adecuado desde los diferentes niveles, que se preocupen por el crecimiento y perfeccionamiento del ser humano y que procuren ante todo, el bien del otro sobre el bien de uno mismo.
En este sentido, La Universidad La Salle ha elegido dar el reconocimiento a cinco personas que con su vida y entrega cotidiana al progreso del país desde diversas acciones, se han preocupado por hacer el bien y lograr que nuestra Patria siga una evolución a pesar de las situaciones difíciles que se viven;  pues no hay obstáculo que no hayan podido vencer.
Reconocemos la entrega a la educación por más de sesenta años y sus aportes en bien de la propia educación del País del Hermano Manuel Arróyave Ramírez. Su presencia en las aulas ha transformado vidas, su participación en diversas instancias nacionales de animación del Distrito de los Hermanos y en ámbitos como la Confederación Nacional de Escuelas Particulares, entre otras acciones, nos han motivado para reconocer su gran trayectoria de educador cristiano y de Hermano de las Escuelas Cristianas.
De igual manera queremos hacer notar la importancia que ha tenido en nuestra Universidad desde su fundación hasta el día de hoy la constante labor educativa del Ingeniero José Fernández Cangas, quien con la dedicación cotidiana ha formado generaciones de preparatorianos en un principio y luego de ingenieros que han servido a la industria de la construcción y al ámbito de la trasmisión de los conocimientos de la ingeniería por medio de la educación. Ingeniero gracias por ser para muchos de los estudiantes y maestros de la Universidad un modelo de vida y de entrega, de un cristiano que ha vivido su fe desde la vocación del matrimonio, como un padre y esposo ejemplar y también como un maestro lasallista virtuoso.
La labor que se hace en bien de la juventud impulsando el deporte, una vida sana y un trabajo en equipo, es lo que reconocemos desde siempre en el Licenciado Alejandro Martí García. Además, en los últimos años su lucha por el bien social, por establecer una cultura basada en la justicia en la no violencia y la paz son los compromisos que esperamos de un digno exalumno lasallista que ha podido llevar a la vida social y política los principios y valores que el mismo Jesús nos enseñó en su evangelio. Desde la esfera de la empresa privada se hace patente que la labor de la Universidad La Salle a través de su entonces escuela de Administración, sigue siendo vigente aún afuera de la misma Universidad, y se sigue propagando la misión lasallista por medio de sus egresados.
El lasallismo también ha permeado el mundo de la ciencia y la investigación, los egresados de las instituciones lasallistas demuestran su preparación académica desempeñándose con profesionalismo y un buen nivel de conocimientos en diversas áreas del mundo de la erudición, ejemplo de ello es el Dr. José Sarukán kérmez, quien a lo largo de su trayectoria como académico ha desarrollado importantes aportes al mundo de la biodiversidad, su contribución a la ecología en estos ambientes tan contaminados demuestran su interés y preocupación por dejar un mundo más habitable en bien de los mexicanos.
La internacionalización es, en la actualidad, una misión obligada en toda universidad, se requiere abrir los espacios mentales de los alumnos para que conciban el mundo como un lugar común, un espacio más humano y fraterno, la globalización es para los jóvenes de hoy una manera cotidiana de relacionarse con el otro, ya no hay diferencias tan marcadas como antiguamente, pues las redes sociales y la comunicación nos han acercado; sin duda la Maestra Joan Weisenberger ha sido en La Salle una gran impulsora de la internacionalización;  pero también reconocemos en la Mtra Joan el gran esfuerzo que ha realizado por hermanar a toda la Red Internacional de Universidades La Salle, que hace tiempo era algo muy incipiente, hoy es una realidad gracias al esfuerzo y el empeño que en los últimos años ha puesto en unir a todas las Instituciones de Educación Superior Lasallista.
La Universidad La Salle se congratula por estos cinco doctores honoris causa que han seguido el espíritu de nuestro Fundador, haciendo el bien en los diversos lugares donde Dios los ha colocado, que este reconocimiento sea un estímulo para seguir haciendo lo mejor para el crecimiento y desarrollo de nuestra Patria.
De igual manera espero que sea un estímulo a toda la comunidad al ver la trayectoria de estas personas y seguir trabajando en beneficio de nuestra Comunidad Universitaria, de nuestra sociedad y de nuestra Patria.
INDIVISA MANENT
Mtro. Enrique A. González Álvarez
Rector
17 febrero 2012
Investidura Doctor Honoris Causa, 50 aniversario

Escribe un comentario

Upload Files

You can include images or files in your comment by selecting them below. Once you select a file, it will be uploaded and a link to it added to your comment. You can upload as many images or files as you like and they will all be added to your comment.